Nacional

Un proyecto de acompañamiento de familias vulnerables con menores en Madrid impulsará la integración de 1.200 familias

Por Redacción

Una investigación paralela concluirá qué medida es más eficiente para promover la independencia de las familias.

El Ayuntamiento lanzará un proyecto de orientación laboral y ayudas a la conciliación y la crianza destinadas a 1.200 familias vulnerables con hijos a través del proyecto Cintras, con el objetivo de investigar si el apoyo en la conciliación y la crianza de los hijos impulsa la lucha contra la pobreza.

Así lo ha explicado el director general de Innovación y Estrategia Social del Ayuntamiento, Héctor Cebolla, durante el acto de presentación del proyecto, que cuenta con una financiación de 10,7 millones de euros de los fondos europeos Next Generation y con la colaboración del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La iniciativa parte de la hipótesis de que el apoyo en la conciliación y la crianza permitirá a las familias más vulnerables impulsar su independencia de las ayudas económicas públicas y su autonomía a través del empleo.

Con el objetivo de probar esa hipótesis, el proyecto plantea una investigación científica paralelamente, sustentada por la colaboración de las Universidades de La Laguna y de Las Palmas de Gran Canaria, que trabajará con un grupo de 1.200 familias vulnerables y con hijos, todas ellas perceptoras de ayudas como el Ingreso Mínimo Vital o la Tarjeta Familias.

Así, este grupo se dividirá en tres subgrupos. Al primero (grupo de control) se le ofrecerá únicamente un programa en colaboración con la Agencia para el Empleo basado en formación y orientación laboral.

Al segundo grupo se le ofrecerá, además de los servicios de los que disfrutará el primero, el programa Respira de conciliación familiar con 40 horas semanales. Por su parte, al tercer grupo, junto a la orientación laboral, se le otorgará un apoyo en técnicas para mejorar la crianza de los hijos a través del programa Crecer Felices en Familia, desarrollado por las universidades colaboradoras.

«La hipótesis es que los dos últimos grupos tendrán mayor facilidad para encontrar empleo y mejorar su autoestima si conseguimos rebajar el estrés familiar que les supone la conciliación y el cuidado de los hijos», ha explicado la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.

Al finalizar Cintras, se comprobará en qué medida se han cumplido la hipótesis y cuál de las dos intervenciones adicionales (conciliación y técnicas de parentalidad) es más eficaz para el diseño de futuras políticas municipales.

«Después de este proyecto vienen unas conclusiones, y después vienen políticas. Pero después de esas políticas viene más investigación», ha señalado la vicealcaldesa, que ha destacado que el Ayuntamiento está haciendo un esfuerzo por actualizar sus políticas sociales para adaptarlas a la realidad actual.

«Cómo conseguir que las familias salgan de la pobreza» es la pregunta que, en boca del delegado del área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, se hacen siempre los servicios sociales.

En este sentido, ha destacado que el espíritu del proyecto Cintras es averiguar la respuesta. Según Aniorte, el Nuevo Modelo de Servicios Sociales está en consonancia con el proyecto porque «comparte las claves de profundizar en la intervención» con las familias, es decir, «ir a las causas últimas de los problemas y abordarlas una a una» y «evaluar cada política pública que se ponga en marcha».

Aniorte ha recordado que el Ayuntamiento se ha puesto como prioridad en este mandato hacer de Madrid «la mejor ciudad para tener una familia», a través de una «política reformista, basada en la evidencia y alejada de los prejuicios», y ha celebrado que el proyecto Cintras marche en esa dirección.

34 PROYECTOS POR TODO EL PAÍS

Este itinerario forma parte de los 34 proyectos que se extenderán por todo el territorio nacional dotados con 297 millones de euros provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y que se pondrán en marcha en colaboración con las comunidades autónomas, ayuntamientos y entidades del tercer sector social.

Todos ellos responden al fin de implantar un nuevo modelo de inclusión, a partir del IMV, que reduzca la desigualdad de la renta y las tasas de pobreza extrema y moderada.

Según ha destacado la secretaria general de Objetivos y Políticas de Inclusión y Previsión Social, Milagros Paniagua, estos proyectos innovadores se desarrollan con «una metodología innovadora que permitirá evaluar los resultados de cada uno de ellos en la reducción de la vulnerabilidad de los beneficiarios».

La secretaria general ha puesto en valor la participación del ámbito académico como algo «disruptivo de este proyecto» y ha aprovechado para agradecer la colaboración de dos entidades de prestigio internacional como Cemfi (Banco de España) y J-PAL a la hora de medir la evidencia de una política pública.

Última hora

Protagonistas