Internacional

Un ministro de Uganda dice que «los pobres no van al cielo»

Por Redacción

El ministro del Interior de Uganda, Kahinda Otafiire, ha asegurado que «los pobres no van al cielo» y ha reclamado a la población que «trabaje duro» para mejorar su situación, en medio de las protestas por el aumento de los precios de los productos básicos y la crisis económica en el país africano.

«La gente pobre no va al cielo porque insultan a Dios con sus lamentos y acusaciones diarias. ¿Por qué molestar a Dios pidiéndole dinero todo el tiempo cuando os ha dado manos, ojos, cerebro, orejas, tierra y lluvia, entre otras cosas?», se ha preguntado el ministro.

«Las herramientas que os ha dado son suficientes para haceros prosperar», ha manifestado Otafiire, quien ha señalado que «si no se usan las herramientas dadas por Dios, no se le puede acusar cuando se está en la pobreza», según ha informado el diario ugandés ‘New Vision’.

En este sentido, el ministro ha reclamado a la población «trabajar duro para salir de la pobreza» argumentando que «ser rico es algo glorioso». Otafiire ha solicitado además a los ugandeses que se unan para impulsar el desarrollo del país en lugar de dividirse en líneas religiosas o tribales.

Asimismo, ha recomendado a los padres que den una educación a los hijos y ha advertido de que, si no reciben educación, «todo les será robado, incluidas las tierras y el dinero, por una mala gestión». «Si insistís en que reciban conocimiento a través de la educación, se asegurarán grandes beneficios», ha zanjado.

Durante la jornada del domingo, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, descartó cualquier tipo de medida para controlar el aumento de los precios. «No es cierto que haya impuestos para todo. Bienes muy cruciales no tienen impuestos. Retirar los impuestos o subsidiar importaciones es un suicidio», apostilló.

BESIGYE ES DETENIDO EN KAMPALA

Por otra parte, las fuerzas de seguridad ugandesas han detenido en la capital, Kampala, al destacado opositor y excandidato presidencial Kizza Besigye después de que lograra salir de su casa en Kasangati, donde permanece en arresto domiciliario por su convocatoria de protestas por el aumento de los precios.

Besigye ha logrado salir de su casa y ha viajado en vehículo hasta Kampala donde ha pedido a la población «despertar y protestar» contra los precios. «Necesitamos luchar esta guerra y asegurarnos de que la crisis de los altos precios es abordada», ha dicho a través de megáfonos.

Sin embargo, el opositor ha sido detenido en el parque Arua después de que varios agentes de la Policía rodearan el vehículo y le sacaran de su interior. Tras ello, ha sido trasladado a una comisaría de Kampala, según ha recogido el diario ‘Daily Monitor’.

La detención de Besigye es la cuarta desde que hizo un llamamiento contra el aumento de los precios, incluida una el lunes cuando intentó salir de su casa en Kasangati para sumarse a una protesta. «No aceptaré que se me tenga en casa como si fuera un prisionero en mi propio país. Esto debe terminar», dijo.

Las autoridades retiraron en octubre de 2021 los cargos por traición contra Besigye por su decisión de autoproclamarse presidente tras las elecciones celebradas en 2016. El opositor, que quedó en segundo lugar en los comicios, denunció que los resultados fueron amañados a través de sobornos a los votantes, la interferencia de las fuerzas de seguridad y la poca transparencia e imparcialidad del organismo electoral.

Besigye, quien ya fue imputado por traición en 2005 –cargos que igualmente fueron retirados–, optó por no concurrir a las urnas en enero 2021, donde el líder opositor, Robert Kyagulanyi, aseguró igualmente haberse hecho con la victoria y denunció un fraude para favorecer a Museveni, quien rechaza las críticas y se mantiene el cargo.

Última hora

Protagonistas