Ucrania admite avances rusos en Lisichansk, último bastión de sus fuerzas en Lugansk

Por Redacción

El Estado Mayor del Ejército ucraniano ha admitido por vez primera este domingo que las fuerzas rusas y sus aliados han conseguido avances dentro de la ciudad de Lisichansk, considerada como el último bastión de los combatientes ucranianas en la región de Lugansk y uno de los principales objetivos estratégicos de la invasión rusa de Ucrania.

«Los ocupantes se están concentrando en consolidar sus posiciones en las ciudades de Lisichansk y Verjniokamianka», ha hecho saber el Estado Mayor en un comunicado.

El administrador militar de Ucrania para la región de Lugansk, Sergei Gaidai, ha confirmado que las tropas rusas «han ganado un asidero en la ciudad» y se desconoce cuántos efectivos ucranianos quedan en la ciudad.

Este pasado sábado, el líder checheno Ramzan Kadirov aseguró que las fuerzas rusas se encontraban en el centro de la ciudad y llegó incluso a decir que había sido conquistada — «La ciudad es nuestra», ha escrito en Telegram –.

La comandancia militar prorrusa de la vecina ciudad de Severodonetsk, añadió que sus unidades tenían previsto efectuar labores de protección de seguridad en Lisichansk en cuestión de horas y el número dos del contingente checheno que lidera Kadirov, Apty Alaudinov, declaró que «la situación estará controlada por la noche».

Ucrania desmintió inmediatamente estas informaciones y aseguró que sus fuerzas seguían en combate.

Última hora

Protagonistas