Economía

Uber asegura que es una empresa diferente desde la llegada de su actual CEO en 2017

Por Redacción

La plataforma de servicios de transporte de pasajeros y reparto Uber Technologies ha salido al paso de las informaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que dejan al descubierto prácticas cuestionables de la compañía entre 2013 y 2017, asegurando que en la actualidad la multinacional es una empresas diferente.

Sobre estos asuntos, la multinacional ha reconocido que hace cinco años «esos errores» culminarn en lo que Uber considera «uno de los ajustes de cuentas más infames en la historia de las empresas estadounidenses», que desembocó en una enorme cantidad de escrutinio público, una serie de juicios de perfil alto, múltiples investigaciones gubernamentales y el despido de varios altos ejecutivos.

Asimismo, Uber destaca que es exactamente por eso por lo que contrató a en 2017 a Dara Khosrowshahi como nuevo consejero delegado, encomendándole la tarea de transformar cada aspecto de la operativa de Uber, para lo que contó con la guía de las recomendaciones de Eric Holder, un ex Fiscal General de los EE. UU. contratado por la empresa para investigar y revisar sus prácticas comerciales.

«Cuando decimos que Uber es una empresa diferente hoy en día, lo decimos literalmente: el 90 por ciento de los empleados actuales de Uber se unieron después de que Dara se convirtiera en consejero delegado», ha subrayado la multinacional en un comunicado, donde recuerda que Khosrowshahi reescribió los valores de la empresa, renovó el equipo de liderazgo e instaló controles rigurosos necesarios para operar como una empresa pública.

De este modo, subraya que Uber es ahora una de las plataformas de trabajo más grandes del mundo y ha pasado de una era de confrontación a una de colaboración, demostrando la voluntad de sentarse a la mesa y encontrar puntos en común con antiguos oponentes, incluidos sindicatos y compañías de taxis, actuando de forma regulada en más de 10.000 ciudades de todo el mundo.

«No hemos puesto ni pondremos excusas por comportamientos pasados ??que claramente no estén en consonancia con nuestros valores actuales. En cambio, le pedimos al público que nos juzgue por lo que hemos hecho en los últimos cinco años y lo que haremos en los próximos años», añade.

Según la investigación publicada, la empresa estadounidense habría logrado penetrar en las principales ciudades de todo el mundo gracias a una estrategia que pasaba por incumplir leyes, engañar y hacer lobby en las más altas esferas.

Los más de 124.000 documentos que componen los ‘Uber Files’ dejan al descubierto las prácticas éticamente cuestionables de la compañía que dirigía entonces Travis Kalanick y que pasaban por cortejar a primeros ministros, presidentes, milmillonarios, oligarcas y magnates de los medios de comunicación.

Los documentos filtrados están datados entre 2013 y 2017 e incluyen comunicaciones del propio Kalanick con sus directivos. Uno de ellos reconoce que se comportan como «piratas» y en otro documento filtrado dice que «simplemente somos jodidamente ilegales».

Última hora

Protagonistas