Economía

Santander mantiene abierto el proceso de sucesión de su CEO

Por Redacción

Banco Santander mantiene abierto el proceso de sucesión de su consejero delegado, José Antonio Álvarez, si bien se trata de una práctica habitual que se extiende también a otros directivos del grupo bancario, según han informado fuentes cercanas a la entidad a Europa Press.

Así, existen planes de sucesión para un grupo de directivos de la entidad, que se realizan de forma habitual, tal y como aconseja la normativa bancaria europea.

En el caso de Álvarez, no habría una fecha concreta de salida del banco porque su posible relevo no reviste una especial urgencia, pudiéndose producir antes de un año o dentro de dos.

La agencia Bloomberg publica este viernes que el Santander ha iniciado el proceso de sucesión de su actual consejero delegado, aunque su plan de sucesión ya estaba contemplado desde hace tiempo en la entidad.

A este respecto, la presidenta del banco, Ana Botín afirmó durante la presentación de resultados de 2021 que existen planes de sucesión en los países en los que opera todo el grupo, para aproximadamente 300 directivos, incluyendo a Álvarez.

«Es una obligación, una responsabilidad, si le pasa algo mañana […] al consejero delegado o a mí, el consejo tiene que saber qué pasa», afirmó por entonces la presidenta de Santander. Además, señaló que la búsqueda de candidatos se realiza también con personas de fuera, una política que se sigue en todos los países.

«300 personas tienen planes de sucesión con candidatos, inmediatamente, a dos años, a tres años», declaró Botín en ese momento.

Por su parte, Álvarez rechazó, hace algo más de dos semanas en la presentación de resultados correspondientes al primer trimestre de 2022, entrar en esta cuestión. «No voy a entrar en estos temas, que se los dejo a ustedes. El día que me vaya lo sabrán ustedes, habrá un hecho relevante sin ninguna duda y lo sabrán al mismo tiempo», comentó.

Cabe destacar que Álvarez iba a ser sustituido por Andrea Orcel –ahora consejero delegado en Unicredit– en enero de 2019, aunque finalmente Santander dio marcha atrás en el nombramiento del italiano, quien demandó al banco reclamando que se declarase la validez del contrato del 24 de septiembre de 2018 y se condenase al banco cántabro a indemnizarle.

La entidad alegó en su defensa que la carta de oferta que envió a Orcel no era un contrato válido.

El Juzgado de Primera Instancia número 46 de Madrid ha rebajado de 68 a 51 millones de euros la indemnización que Banco Santander deberá pagar al banquero italiano Andrea Orcel por su fichaje fallido como consejero delegado de la entidad.

Última hora

Protagonistas