Rusia niega haber atacado Kiev y rechaza su implicación en el lanzamiento del proyectil que impactó en Polonia

Por Redacción

Las autoridades de Rusia han negado este miércoles haber atacado Kiev durante el último día, tal y como denunciaba el Gobierno ucraniano, y han rechazado nuevamente su implicación en la caída de un proyectil en suelo polaco que ha dejado dos muertos.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha indicado que el Ejército ruso «no ha estado implicado en el lanzamiento de misiles contra Kiev durante los ataques perpetrados» a lo largo de martes, según ha recogido la agencia de noticias Interfax.

«Durante los ataques masivos del 15 de noviembre con armas de alta precisión, no se lanzó ni un solo proyectil contra objetivos de la ciudad de Kiev», ha asegurado a pesar de que el alcalde de la ciudad, Vitali Klitschko, había denunciado que varias viviendas se habían visto alcanzadas por los misiles.

Según Konashenkov, sin embargo, toda la destrucción «mostrada por el régimen de Kiev en áreas residenciales de la capital ucraniana son consecuencia directa de la caída de misiles lanzados por sus propios sistemas de defensa antiaérea».

Asimismo, el Ministerio de Defensa ha rechazado la implicación de Moscú en la explosión registrada el martes por la tarde en territorio polaco y ha pedido a Varsovia actuar con moderación a la hora de abordar el asunto y lanzar posibles acusaciones.

En un comunicado, el Ministerio ha alertado, además, de que las declaraciones sobre «misiles rusos» cayendo en Polonia son «una provocación deliberada que busca aumentar la tensión».

En este sentido, ha aclarado que los restos del misil apuntan a un proyectil ucraniano perteneciente al sistema de defensa antiaéreo S-300 de la Fuerza Aérea de Ucrania. «Las fotografías de los restos encontrados en Przewoduv han permitido a expertos rusos identificar sin lugar a dudas los elementos militares pertenecientes a un sistema guiado de defensa S-300 ucraniano», ha puntualizado.

Última hora

Protagonistas