Internacional

Reino Unido reduce a mínimos históricos las importaciones rusas

Por Redacción

El volumen de las importaciones procedentes de Rusia adquiridas por Reino Unido se redujo el pasado mes de junio como consecuencia de las sanciones impuestas tras la invasión de Ucrania hasta los 33 millones de libras esterlinas (39 millones de euros), la cifra más baja de toda la serie histórica, que se remonta a 1997, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

«Es una disminución del 96,6 por ciento en comparación con las importaciones mensuales promedio en los 12 meses hasta febrero de 2022», ha explicado la oficina estadística británica.

De su lado, las exportaciones del Reino Unido hacia Rusia sumaron en junio un total de 168 millones de libras (199 millones de euros), una cifra que representa un ligero aumento respecto del dato de mayo, pero que implica una caída del 66,9 por ciento respecto del promedio mensual en los doce meses hasta febrero de 2022.

De este modo, todas las categorías de importación han registrado caídas respecto de la media mensual correspondiente a los doce meses hasta febrero de 2022, mientras que únicamente las exportaciones químicas han aumentado como consecuencia del incremento de las ventas a Rusia de medicinas y productos farmacéuticos, no sujetos a sanciones.

La ONS considera probable que las sanciones económicas aplicadas por el Gobierno del Reino Unido hayan causado la disminución de las relaciones comerciales con Rusia, aunque añade que la «auto sanción», por la que los comerciantes británicos buscan voluntariamente alternativas a los productos rusos, también es un factor a tener en cuenta.

Asimismo, la ONS ha destacado que por primera vez desde que existen registros, durante el pasado mes de junio Reino Unido logró reducir a cero sus importaciones de combustible desde Rusia, frente al promedio mensual de 499 millones de libras (591 millones de euros) que suponían estas compras en los doce meses hasta febrero.

El pasado 8 de marzo, el Gobierno del Reino Unido decretó la eliminación gradual de las importaciones de petróleo ruso para final de año y su intención de acabar con las compras de gas natural licuado ruso lo antes posible.

«Si bien se permiten las importaciones de petróleo durante este período de transición, se ha alentado a las empresas a obtener petróleo de fuentes alternativas, lo que ha resultado en una fuerte y continua disminución de las importaciones de combustible desde marzo de 2022», ha explicado el organismo oficial.

Antes de la invasión de Ucrania, Rusia era el mayor proveedor de petróleo refinado del Reino Unido en 2021, cubriendo el 24,1 por ciento de todas las importaciones de este producto básico, y suministrando también el 5,9 por ciento de las importaciones de petróleo crudo del Reino Unido y el 4,9 por ciento de las importaciones de gas del Reino Unido.

Última hora

Protagonistas