Internacional

Mueren seis civiles y más de 120 son secuestrados en un ataque de las ADF en el este del Congo

Por Redacción

Al menos seis personas, entre ellas cuatro niños, han muerto y más de 120 han sido secuestradas en un ataque perpetrado por supuestos miembros del grupo armado Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) en la provincia de Ituri, en el este de República Democrática del Congo (RDC).

El jefe de Banyali-Tchabi, Babanilawo Étienne, ha detallado en declaraciones al portal congoleño de noticias 7sur7 que los asaltantes irrumpieron en localidades de Banyali Tchabi y Bahema Mitego en incidentes que arrancaron durante la noche del sábado.

En la localidad de Malulu, en Bahema-Mitego, los atacantes incendiaron 280 viviendas y secuestraron a 40 civiles, ha relatado Étienne, tras lo que atacaron Banyali-Tchabi. En esta localidad murieron cinco personas calcinadas en el interior de su vivienda.

En total son más de 120 los civiles secuestrados por los atacantes, según fuentes locales citadas por la emisora Radio France Internationale.

Étienne ha pedido a la población que permanezca alerta y ha lamentado «la ausencia de miembros de las fuerzas de seguridad en la zona». «Estaban realizando una patrulla en los bosques a los que los rebeldes se retiraron tras la llegada de elementos de los ejércitos de RDC y Uganda», ha explicado.

Fuentes militares congoleñas han indicado que podría tratarse de la respuesta de las ADF a las operaciones militares conjuntas de Uganda y República Democrática del Congo en Ituri, en Kivu del Norte. Acosados por estos movimientos, algunos combatientes habrían comenzado con los saqueos de poblaciones de la zona para abastecerse.

Los secuestrados suelen utilizarse para transportar los suministros robados en este tipo de asaltos. Los más jóvenes son alistados como niños soldado, y las chicas, son utilizadas como esclavas sexuales.

Las ADF, un grupo ugandés creado en la década de los noventa especialmente activo en el este de RDC y acusado de la matanza de cientos de civiles en esta zona del país, podría estar intentando volver a operar en Uganda, de donde se retiró en 2003 tras una serie de operaciones militares que mermaron drásticamente su capacidad para llevar ataques en el país.

Las ADF sufrieron una escisión en 2019 después de que Musa Baluku –sancionado por Naciones Unidas y Estados Unidos– jurara lealtad al grupo yihadista Estado Islámico en África Central (ISCA), bajo cuya bandera actúa desde entonces. RDC y Uganda firmaron en diciembre un acuerdo de defensa para llevar a cabo operaciones conjuntas en el este de RDC.

Última hora

Protagonistas