Corazón

Mike Tyson cree que va a morir pronto

Por Redacción

«Iron» Mike Tyson pareció una vez indestructible en el ring (aquí sus mejores peleas y las más duras), pero el ex boxeador de 56 años parece estar convencido de que no le queda mucho entre nosotros, y que va a morir pronto.

Durante una entrevista con su terapeuta Sean McFarland en el podcast Hotboxin’ With Mike Tyson, Tyson reveló algunos pensamientos sobre su propia mortalidad durante una discusión más amplia sobre la seguridad financiera y el impacto del dinero en la felicidad de uno.

«Todos vamos a morir un día, por supuesto», dijo Tyson a McFarland y a su compañero invitado DJ Whoo Kid. «Entonces, cuando me miro en el espejo y veo esas manchitas en mi cara, digo: ‘Vaya, esa es mi fecha de caducidad que se acerca, muy pronto'».

«Incluso ahora, el dinero no significa nada para mí», dijo Tyson antes en el podcast. «Siempre le digo a la gente: creen que el dinero les hará felices; nunca han tenido mucho dinero. Cuando tienes mucho dinero, no puedes esperar que nadie te quiera. ¿Cómo voy a amarte? ¿Cómo voy a confesarte mi amor cuando tienes 500 mil millones de dólares? Es sólo eso, la falsa sensación de seguridad. Crees que no puede pasar nada. No crees que los bancos puedan colapsar. Crees que eres invencible cuando tienes mucho dinero, lo cual no es cierto. Por eso siempre digo que el dinero es una falsa sensación de seguridad».

Este no es el primer momento de introspección pública importante de Tyson, que ha tenido una carrera larga y llena de controversias –la última, pegarse en un avión– y que tal vez ostente la pegada más fuerte del mundo del boxeo, tampoco es la primera vez que habla de su eventual muerte. Durante una conferencia sobre psicodélicos celebrada en Miami el pasado otoño, Tyson reveló que había consumido veneno de sapo del desierto de Sonora con fines psicodélicos 53 veces a lo largo de su vida, y que «murió» durante su primer viaje con la droga.

«Me ‘morí’ durante mi primer viaje», dijo Tyson, según el New York Post. «Lo hice como un desafío, estaba consumiendo drogas pesadas como la cocaína, así que ¿por qué no? Es otra dimensión. Antes de hacer el sapo, estaba destrozado. «El rival más duro al que me enfrenté fue yo mismo. Tenía una baja autoestima. Las personas con grandes egos suelen tener una baja autoestima. Utilizamos nuestro ego para subvencionarla. El sapo desnuda el ego». Tyson, que cría los sapos en un rancho del sur de California, dijo que es una «persona diferente» después de esa experiencia, y que ha mejorado su vida y cambiado su perspectiva del mundo.

Última hora

Protagonistas