Economía

Martínez Parera anima a la inversión colectiva a desarrollar productos sostenibles

Por Redacción

La vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Montserrat Martínez Parera, ha animado al sector de la inversión colectiva a integrar la nueva normativa de sostenibilidad y desarrollar los productos que considere conveniente, pero de la manera adecuada y sin tomar atajos.

Durante su intervención en el 17º Encuentro del Sector Bancario organizado por el IESE y por EY, la vicepresidenta de la CNMV ha apuntado que en España hay 1.500 fondos de inversión, más otras sociedades de inversión, que son propiedad de 16 millones de partícipes y tienen 350.000 millones de activos bajo gestión.

Actualmente, hay alrededor de 200 fondos de inversión, que concentran un 23% del patrimonio total, desarrollados a raíz del Reglamento de divulgación de finanzas sostenibles, que ha impulsado la creación de productos que promueven la sostenibilidad. En la Unión Europea, la media se sitúa en el 30%, según los últimos datos de ESMA.

«El sector está evolucionando, respondiendo muy bien en España. Podría estar mejor, pero está muy bien», ha reconocido Martínez Parera, quien ha apuntado que el principal reto es que se trata de un ámbito que se está desarrollando «a marchas forzadas».

Además, el 2 de agosto entrará en vigor la obligación de que las entidades, cuando vayan a comercializar sus productos en el ámbito del asesoramiento, pregunten al inversor en el test de idoneidad por sus preferencias de sostenibilidad.

«Animo al sector a integrar esta nueva normativa y los elementos ESG y a desarrollar los productos que consideren conveniente, pero animo a hacerlo bien. Estamos en un contexto en que los atajos no nos sirven porque esto es una carrera medio y largo plazo, las incertidumbres existen, pero hay que hacerlo bien, y no podemos caer en el riesgo de querer vender algo que luego resulte que no lo es», ha advertido la vicepresidente de la CNMV.

Sobre la «esperanza» del sector de que haya un retraso en la entrada en vigor de la obligación de preguntar por las preferencias de sostenibilidad más tarde del 2 de agosto, Martínez Parera ha recalcado que, por el momento, esa es la fecha con la que las entidades tienen que trabajar.

Asimismo, ha apuntado que en el seno de ESMA están trabajando para desarrollar una guía que ayude a establecer unos criterios que sirvan de pauta sobre cómo implementar las preferencias de sostenibilidad y ayudar al inversor.

Por otro lado, la vicepresidenta de la CNMV ha puesto en valor durante su intervención «el trabajo, el esfuerzo y la mejora notable» por parte de los emisores y las sociedades cotizadas en mejorar el ‘reporting’ de la información no financiera.

En este sentido, ha reconocido que el principal reto es que la información sea comparable, a lo que se espera que contribuya la Directiva europea de sostenibilidad con el desarrollo de un marco común que permita contar con unas referencias homogéneas.

En cualquier caso, la fecha en que tentativamente será efectiva dicha directiva es para los estados financieros de 2024. «Por tanto, hasta 2025 no tendremos información comparable sobre 2024. Durante estos años, igualmente, tendremos que hacer este esfuerzo para seguir mejorando la información, que ya se ha estado haciendo», ha señalado.

Última hora

Protagonistas