Internacional

Los talibán recalcan que no se oponen a que las niñas reciban educación en Afganistán

Por Redacción

El ministro del Interior de Afganistán y líder del grupo terrorista Red Haqqani, Sirajudín Haqqani, ha subrayado que «nadie» en Afganistán se opone a que las niñas y las mujeres reciban una educación, antes de recalcar que «muy pronto» habrá un anuncio sobre la reapertura de clases cerradas desde agosto de 2021.

«Nadie se opone a la educación para las mujeres. Todas las niñas pueden ir a la escuela hasta secundaria», ha resaltado en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense CNN, la primera que realiza en persona y en la que puede verse su cara.

Haqqani, una de las personas más buscadas por el FBI, ha hecho hincapié en que «a partir de ese curso, se está trabajando en un mecanismo». «Hubo problemas en los preparativos, pero los trabajos continúan sobre estos asuntos», ha manifestado.

«Muy pronto habrá muy buenas noticias sobre este asunto», ha dicho, antes de explicar que «si alguien entrega a sus hijas o hermanas (para que vayan a clase), lo hacen a partir de una confianza total». «Debemos establecer las condiciones para que se pueda garantizar su honor y seguridad», ha argüido.

Asimismo, ha defendido la necesidad de que esta educación sea impartida en línea con los «valores» y «la forma de pensar» en Afganistán, en medio de las críticas internacionales contra las autoridades por el prolongado cierre de estas clases y la discriminación creciente a la que hacen frente mujeres y niñas en el país.

Por otra parte, ha defendido que las autoridades instauradas por los talibán tras hacerse con el poder en agosto de 2021 quieren tener «buenas relaciones en el futuro» con Estados Unidos y la comunidad internacional. «No los vemos como enemigos», ha destacado.

En esta línea, Haqqani ha reiterado el compromiso de los talibán con el Acuerdo de Doha firmado en febrero de 2020 con Estados Unidos para lograr la paz y ha manifestado que el objetivo del grupo fue «tomar el poder por medios pacíficos». Así, ha acusado al Gobierno del expresidente Ashraf Ghani de «sabotear el plan» y «provocar una transferencia de poder bajo condiciones militares».

«En la actualidad, bajo condiciones de paz, nuestra conducta está siendo mostrada de forma gradual a la comunidad internacional y a círculos en el país que tienen una visión negativa sobre nosotros», ha señalado el líder de la Red Haqqani.

Asimismo, ha reconocido que el país hace frente a «amenazas internas», si bien ha criticado que «algunos las están elevando de forma deliberada para presentarlas como un motivo de preocupación para la nación y la comunidad internacional». «Queremos garantizar al resto del mundo que nuestra tierra no será usada para amenazar a nadie», ha zanjado.

Por otra parte, los talibán anunciaron el lunes la disolución de cinco importantes organismos del país, incluida la Comisión Independiente para los Derechos Humanos, el Alto Consejo para la Reconciliación Nacional y las secretarías generales de las dos cámaras del Parlamento de Afganistán.

La orden, firmada por el líder del grupo, el mulá Hebatulá Ajundzada, incluye la disolución del Consejo de Seguridad Nacional y la Comisión Independiente para la Supervisión de la Aplicación de la Constitución, según ha recogido el diario afgano ‘Hasht-e Subh’.

La disolución de las secretarías generales de las dos cámaras del Parlamento, conocido como Asamblea Nacional, implica la disolución del organismo legislativo, integrado por dos partes política y ejecutiva, en el marco de las medidas adoptadas por los talibán desde que se hicieron con el poder en agosto de 2021.

Previamente, los talibán habían disuelto la comisión electoral y el Ministerio de Derechos Humanos, al tiempo que reconvirtieron el Ministerio de la Mujer en el Ministerio para la Propagación de la Virtud y la Prevención del Vicio, en un aumento de las restricciones contra la población, especialmente contra mujeres y niñas.

Última hora

Protagonistas