Internacional

Los psiquiatras declaran que el asesino confeso de Shinzo Abe se encontraba en plenas facultades mentales

Por Redacción

Los psiquiatras encargados de examinar al autor confeso del asesinato del ex primer ministro japonés Shinzo Abe, Tetsuya Yamagami, han declarado este martes que el hombre se encontraba en «plenas facultades mentales» en el momento en que cometió el crimen.

Los expertos han estado evaluando su caso desde el pasado verano después de que fuera detenido por abrir fuego contra Abe durante un mitin en la ciudad de Nara, lo que resultó en el fallecimiento del exmandatario nipón en un caso que ha conmocionado al país.

Así, el asesino confeso ha insistido en que tenía motivos para acabar con la vida de Abe tras recalcar que «estaba seguro de su fuerte vínculo con la organización religiosa Iglesia de la Unificación», a la que Yamagami acusa de haber llevado a su familia a la bancarrota.

Ahora, tras conocerse las conclusiones del equipo psiquiátrico, ha sido trasladado desde un centro médico a la prisión de Nara, tal y como ha informado la agencia de noticias Kiodo.

Yamagami –que acusaba a Abe de haber favorecido la implantación del grupo religioso en Japón– había mandado una carta poco antes del ataque en la que alertaba de sus intenciones. La misiva mostraba el fuerte resentimiento que el hombre, de 41 años, tenía hacia la Iglesia de la Unificación.

Los investigadores han indicado que, según fuentes familiares, su madre había donado más de 700.000 euros a la Iglesia de la Unificación a lo largo de su vida. Estas donaciones incluían 60 millones de yenes (unos 429.000 euros) de la herencia del padre de Yamagami.

Además, la mujer habría hecho entrega a esta iglesia del dinero obtenido tras la venta de los bienes inmuebles y el patrimonio familiar. Posteriormente siguió donando pequeñas cantidades hasta que se quedó sin dinero en 2002.

Última hora

Protagonistas