Nacional

Los aviones contra incendios del Ejército baten su récord en 50 años: doblan salidas y casi triplican horas de vuelo

Por Redacción

Los aviones contra incendios del 43 Grupo del Ejército del Aire han batido este verano, «muy duro» y «sin precedentes», su récord en 50 años de servicio: han participado en 132 incendios junto a las brigadas terrestres, frente a los 80 del año pasado, registrando hasta el 15 de agosto 588 salidas de extinción, más del doble que en 2021, y más de 2.000 horas de vuelo, casi el triple que en el mismo periodo del año anterior.

«Con los mismos medios y plantilla se está haciendo un esfuerzo muy importante», ha señalado el jefe de la unidad, coronel Miguel Oliver, durante una visita en la Base de Torrejón de Ardoz (Madrid) de la ministra de Defensa, Margarita Robles. Con el lema ‘¡Apaga… y vámonos!’, este grupo con 50 años de historia tiene destacamentos en Málaga, Badajoz, Salamanca, Santiago de Compostela, Zaragoza y Mallorca.

Durante la visita, el coronel Oliver ha deslizado en varias ocasiones que «no hay quejas» por la sobrecarga de los 144 integrantes del 43 Grupo, a razón de diez personas por cada avión operativo, incluyendo a los tres tripulantes. Este verano han llegado a operar en seis incendios al mismo tiempo.

VERANO MUY SECO POR LAS OLAS DE CALOR

Entre el 1 de junio y el 31 de octubre están en plena campaña contra los incendios forestales, que este año presentan una voracidad sin precedentes en España, lo que el coronel relaciona, principalmente, a razones meteorológicas: un verano muy seco y olas de calor sucesivas desde junio.

La ministra de Defensa ha agradecido el esfuerzo tanto del 43 Grupo –«sin permisos» de junio a octubre– como de las brigadas de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que son claves en la extinción. «Los incendios se apagan por tierra», ha señalado el coronel, subrayando la dificultad añadida que representa un verano con nula humedad en las cortezas y raíces de los árboles.

«La forma de propagarse es desconocida hasta este momento, con lo que eso implica para las personas que sufren las consecuencias del incendio, pero también para las vidas de todos los que intervienen», ha apuntado Robles, que ha trasladado su agradecimiento a agentes forestales de comunidades autónomas y servicios de emergencias. «Detrás de su trabajo hay muchas horas de esfuerzo, sacrificio, de poco descanso. Son un orgullo para todos», ha añadido.

NUEVOS MEDIOS AÉREOS Y LOS INVISIBLES

La visita al 43 Grupo ha permitido ver en un monitor el despliegue en directo de tres de los diez aviones de alarma que atacan el fuego de Bejís (Castellón). Los aparatos Canadair tienen capacidad para cargar 6.000 litros en un tiempo medio de doce segundos, una maniobra que realizan sin el clásico apoyo de una torre de control.

La ministra se ha interesado por la incorporación de nuevos medios, entre ellos aviones con más capacidad de almacenaje de agua o los helicópteros Chinook, lo que a priori puede mejorar la operatividad en zonas de difícil acceso donde las maniobras implican más riesgo por las condiciones de la orografía. «Cuantos más medios, mejor; son complementarios», ha indicado el coronel Oliver, también abierto a explorar el uso de drones, aunque a priori se ha mostrado más escéptico.

Tanto Robles como el coronel han subrayado la importancia del apoyo de las familias y la coordinación de una unidad «peculiar», incluyendo a mecánicos y personal de apoyo que se autodefinen a sí mismos como «los invisibles». «En el 43 Grupo todos despliegan y todos hacen de todo», ha detallado Oliver. «Hacemos lo que el deber nos marca, y además lo que nos gusta», ha concluido.

Última hora

Protagonistas