Cultura

LaTurbo Avedon: una exposición no binaria en el metaverso

Por Redacción

El Museo de Artes Aplicadas de Viena (MAK) presenta este verano una exposición poco convencional: “Pardon Our Dust”, un conjunto de esculturas y paisajes virtuales creados por “LaTurbo Avedon”, un avatar no binario que concibe su arte en el metaverso.

En exhibición hasta el 25 de septiembre, la galería virtual describe cómo la privatización de los espacios digitales y la vigilancia del gobierno son incompatibles con internet gratis.

“Pardon Our Dust”, una referencia al eslogan utilizado por las primeras páginas de Internet de la década de 1990 para indicar que su sitio estaba “en proceso”, sirve como metáfora de la creación de un mundo digital libre en construcción.

La colección, creada por un artista desconocido que maneja el avatar en el metaverso, incluye cinco pantallas sincronizadas que funcionan como espejos de una proyección central.

LaTurbo Avedon critica la supuesta descentralización de Internet, la privatización del ciberespacio y la perpetuación del legado mercantil del mundo físico, que también se perpetúa en Internet.

METAVERSO NO BINARIO

Todas las esculturas y paisajes de la exposición están inspiradas en videojuegos populares como “Final Fantasy” o “Minecraft”, y forman parte de una simulación creada en el metaverso, un universo virtual donde los usuarios diseñan su propia realidad.

Para Marlies Wirth, curadora de cultura digital en MAK, el avatar no asume las atribuciones de género de los visitantes, argumentando que el potencial de identidades fluidas es mucho mayor en el metaverso y en un mundo “donde las diferencias entre lo real y lo virtual se vuelven menor.”

Como si de una película futurista se tratara, LaTurbo Avedon, con un corte de pelo corto rubio platinado, se dirige a los visitantes hablando en un lenguaje inclusivo desde una gasolinera inundada, proyectada en la pantalla, desde donde comienza y termina la simulación.

Mientras los visitantes recorren la simulación, el avatar recita un poema que relata el origen de la relación entre las realidades virtuales y la creación de su propia identidad.

“La mayoría de los juegos interactivos requieren que diseñes y nombres a tu personaje antes de comenzar el juego. Para mí, elegir lo que quería ser y en lo que podía convertirme siempre fue más importante que jugar”, le dice el avatar.

De la gasolinera inundada cuelga un cartel con la palabra “Lete”, en alusión al mitológico río griego del que bebían los muertos para dejar atrás sus vidas pasadas antes de entrar en el Hades; una especie de bautismo seguido por LaTurbo Avedon antes de dejar el mundo real para convertirse en artista.

Última hora

Protagonistas