Laso: «Estoy bastante bien, me entristece no entrenar al Real Madrid el año que viene»

Por Redacción

El exentrenador del Real Madrid de baloncesto Pablo Laso aseguró este lunes sentirse «bastante bien» y que su corazón está «perfecto» después del «‘infartito'» sufrido en junio y que fue la causa que provocó que el club madridista decidiese prescindir de él, una decisión que no trató de forma crítica y que tampoco le hace cerrarse las puertas de una vuelta a lo que considera su «casa».

«No sé cómo me veis. Yo estoy bastante bien. He sufrido un ‘infartito’. Tengo una función normal en el corazón y no tengo ninguna secuela. El corazón está perfecto. No soy ya el entrenador del Real Madrid, y después de once años sólo puedo estar agradecido al presidente, a la Junta Directiva y a la afición», comentó Laso en la presentación de su campus de verano.

El técnico dejó claro que se llegó a una rescisión «de mutuo acuerdo» del contrato que habían firmado hasta 2024. «Por mi manera de ser yo tenía claro que, cuando me transmiten que no voy a ser el entrenador del primer equipo no pinto nada aquí», añadió.

«Intentaba recuperarme del esfuerzo de una final de liga muy exigente y mantenía el contacto con Alberto Herreros para tratar las incorporaciones para el año siguiente», relató sobre los días anteriores a su marcha el vitoriano, que advirtió que «el responsable de la sección» (Juan Carlos Sánchez) se la había transmitido «unos días antes» de que se anunciase en los medios, desmintiendo que se le hiciera «ninguna oferta formal» ni a él ni a su agente para ocupar otro puesto.

Respecto a la temporada que viene, no descarta volver a dirigir a otro equipo. «No estoy buscando uno para entrenar, te soy sincero. ¿Quiero entrenar? Sí. Por mi manera de ser tengo que ilusionarme en las cosas que haga, espero tener alguna oportunidad y que ese proyecto me transmita la ilusión con la que me voy a involucrar», señaló.

Pablo Laso explicó también la polémica que se generó con el Estrella Roja, después de que su presidente dijera que no le fichaban por problemas médicos, lo que después él mismo desmintió. «Yo tengo un gran respeto por el Estrella Roja como club y no conozco personalmente al presidente, pero me causó mucha sorpresa que se hablara de mí, porque no había tenido ningún contacto con ellos. Cuando indagué un poco sobre el tema, llamé a mi agente y le pregunté, pero me dijo que no sabía nada», resaltó.

El vasco descartó también la posibilidad de dirigir a la selección porque esta ahora «está más que bien cubierta con el gran entrenador que tiene» y no escondió que «casi todos los equipos tienen entrenador» a estas alturas. «Con lo cual, a lo que sí aspiro es que en el futuro alguien crea que puedo aportar a su proyecto y que eso me ilusione. No sé decir si Euroliga, la liga provincial o la NBA», subrayó.

«A mí lo que me gustaría es que si en el futuro entreno, mantener la misma ilusión que he tenido cuando entrené al Real Madrid. Soy entrenador de baloncesto y lo que me interesa es entrenar, por supuesto que podría plantearme cualquier otra situación, incluso algo no relacionado con baloncesto, pero ahora mismo mi pasión es entrenar. Asistente NBA puede ser, eso también es entrenar», explicó Laso sobre sus opciones.

«SI CORRIERA RIESGO EL PRIMERO QUE NO ENTRENARÍA SOY YO»

Al Real Madrid le pidió que si estaba «tan preocupado» por su salud debería de darle «todos los informes posibles». «Para mí la prioridad es la salud, si corriera riesgo el primero que no entrenaría soy yo», afirmó el extécnico blanco.

«Los informes médicos que tenga el Real Madrid yo no los tengo, yo tengo los míos. Si el Real Madrid tiene unos informes y se basa en esos, no sé si es traición o no, me gustaría que me los pasara por verlos, pero yo me fío de los míos», destacó ante las dudas sobre si está apto para entrenar o no.

El exjugador insistió en que su cuerpo médico le ha transmitido que está «bien» y declaró que estaba «muy ilusionado en el año que viene con poder tener un gran equipo y hacer una gran temporada». «Que el Madrid decide prescindir de mí, lo entiendo. Cuánto es un ciclo: ¿11, 20, 25 años? Pueden ser tres meses. Lo que me entristece es que Pablo Laso no va a entrenar al Real Madrid el año que viene», manifestó.

Laso no duda de la versión del Real Madrid y avisó de que «a partir de ahí es todo conjeturas». «Si me preguntas si tengo un informe por escrito que me diga que puedo entrenar, no lo tengo. A mí me va a hacer entrenar si un equipo me quiere fichar y me hace un reconocimiento médico», sentenció.

«CUANDO ALGO LO CONSIDERAS TU CASA, CÓMO NO VAS A VOLVER»

Sobre un hipotético regreso en el futuro, Laso no se cerró puertas. «Cuando algo lo consideras de casa, cómo no vas a volver. Para mí el Real Madrid es mi casa, mi vida, lo ha sido durante once años, es mi club, es mi equipo y eso no va a cambiar, independientemente de si mañana entreno en otro equipo», recalcó.

Sin embargo, el técnico vasco no lo haría en cualquier circunstancia. «Para volver a casa por Navidad preguntaré a ver qué hay de cena, a ver si me van a poner algo que no me gusta», expresó de forma irónica.

Sobre su relación con Juan Carlos Sánchez, admite que se pueden «tener diferentes opiniones dentro de un equipo de baloncesto». «¿Tú te llevas al cien por cien a muerte con tu jefe? No, seguro que nadie. Te guste o no, tienes que de alguna manera mirar hacia delante y la productividad para el equipo ha sido muy buena para el Real Madrid, que en once años ha sido capaz de conseguir 22 títulos», recordó.

Con Florentino Pérez, Pablo Laso reconoce que no se ha reunido tras su marcha. «No he hablado personalmente con el ‘presi’, pero sí he tenido contacto con él vía telefónica y me desea mucha suerte en el futuro como se la deseo yo a él. Tengo muy buena relación con él», apuntó.

«ME SIENTO MUY ORGULLOSO DE LOS JUGADORES»

Pablo Laso se siente «muy orgulloso» con las declaraciones de los que eran o han sido sus jugadores porque no solamente le valoran «como entrenador sino también como persona» y también se mostró muy agradecido a mucha gente que ha elogiado su labor. «Es algo que me enorgullece y me emociona. Las personas que me paran por la calle y me dicen eso también me provocan ese orgullo al nivel de Edy Tavares o Luka Doncic, porque es gente que te muestra sus sentimientos», comentó.

A su sucesor en el banquillo, Chus Mateo, le deseó «la mayor de las suertes» y reconoció tenerle «mucho respeto y cariño como persona». Y de su etapa, no se arrepiente de las decisiones tomadas. «Al que diga que con Heurtel habríamos ganado la Copa de Europa le digo que a lo mejor con él no hubiéramos jugado la final, no soy adivino. Y esto no es hablar mal de Thomas. Las decisiones que tomé las hice pensando en el bien del equipo, por encima de cualquier persona, como el decidir no dirigir los partidos de la final», zanjó.

Última hora

Protagonistas