Corazón

Las confesiones de Camilla de Cornualles a punto de cumplir 75 años

Por Redacción
Camilla de Cornualles ha hecho balance de su pasado, presente y futuro en un momento de su vida donde la calma y la plenitud parecen ser sus grandes aliadas, tras una larga travesía de no pocos obstáculos que ha tenido que superar para llegar hasta aquí. La esposa del príncipe Carlos, asentada desde hace ya mucho tiempo como miembro importante e indiscutible de la realeza británica, soplará las velas el próximo julio. «Quién quiere tener 75 años, la verdad, pero no hay nada que podamos hacer al respecto… así es la vida”, reconoce con humor la Duquesa, a quien le encantaría hacer retroceder el reloj si tuviera la oportunidad, según declara en una entrevista para Vogue desde su residencia de Clarence House. En cualquier caso, la que será futura reina consorte de Inglaterra sabe perfectamente lo mucho que le ha costado alcanzar la estabilidad y felicidad de la que ahora goza.
camilla-getty

No olvida Camilla de Cornualles la época en la que llegó a ser considerada como la ‘mujer más odiada’ del país, y habla sin tapujos del escrutinio al que se vio sometida en los 90. «A nadie le gusta padecer algo así”, se lamenta al recordar lo que sufrió por parte de la opinión pública cuando el príncipe Carlos decidió romper con Diana de Gales. “Fui señalada durante tanto tiempo que lo único que me quedaba entonces era encontrar la manera de vivir con ello», dice con sinceridad sobre las feroces críticas que recibió y encajó como buenamente pudo para salir adelante. Sobre el secreto para mantener una relación tan sólida y estable con su marido, que supera ya las dos décadas, confiesa que la clave es guardar al menos un momento al día para ellos solos. «Nos sentamos juntos, tomamos una taza de té y hablamos de lo que ha sido el día», cuenta.

camilla-getty-2

La Duquesa confiesa que no le hace falta comunicarse constantemente con su esposo para sentir que se quieren, ya que muchas veces se sientan y leen sus libros en diferentes rincones de la misma habitación sin llegar a entablar una conversación. Camilla, que el pasado lunes fue nombrada con la máxima distinción de Reino Unido como es ser dama de la Nobilísima Orden de la Jarretera, también se ha referido con cariño a sus cinco nietos. Son Lola y Freddy, de su hijo Thomas Charles Parker Bowles; así como Eliza y los gemelos Gus y Louis, de su hija Laura Rose, todos con edades comprendidas entre los 12 y 14 años. Reconoce que le encanta jugar con ellos al célebre pasatiempo online Wordle y mandarse mensajes por móvil, o recogerlos en la escuela cuando hace falta. «Lo bueno de ser abuela es que puedes consentirles cosas que sus padres les prohíben”, expresa al respecto con una sonrisa en el rostro.

Última hora

Protagonistas