La UE renueva un año el veto a las importaciones de productos procedentes de Crimea

Por Redacción

La Unión Europea ha renovado este lunes las sanciones económicas por la anexión ilegal de Crimea y la ciudad de Sebastopol y el veto a las importaciones y las restricciones a las finanzas y el turismo seguirán hasta junio de 2023.

Así lo han acordado este lunes los Veintisiete, en la extensión anual de las sanciones que se pusieron en marcha en 2014 tras la anexión de Crimea por parte de Rusia. La medida afecta a las importaciones de productos originarios de Crimea o Sebastopol y a las inversiones financieras o de infraestructuras y servicios turísticos en dicha península.

También castiga a las exportaciones de bienes y tecnologías a empresas de Crimea en el sector del transporte, las telecomunicaciones, la energía o para la prospección, exploración y producción de petróleo, gas y recursos minerales.

De esta forma, el bloque europeo reitera su rechazo a la maniobra rusa en Crimea y reafirma su posición de no reconocimiento, insistiendo en que la anexión de la península supone una «seria violación del Derecho internacional».

La UE se mantiene firme en su compromiso con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas y con aplicar plenamente su política de no reconocimiento, han sostenido los Veintisiete.

Última hora

Protagonistas