La presencia global de España cae un 11% en un año

Por Redacción

La presencia global de España ha disminuido un 11 por ciento respecto a 2020, siendo el país que pierde el mayor volumen, según un informe del Real Instituto Elcano presentado este miércoles.

El trabajo, el ‘Informe Elcano de Presencia Global 2022’, descompone la presencia global en tres dimensiones, económica, militar y blanda, que, a su vez, se componen de hasta 16 variables que van desde la energía hasta la cooperación al desarrollo, por ejemplo. Se ocupa de un total de 150 países.

La caída de España se explica en el informe, a cargo de los investigadores Iliana Olivié –investigadora principal– y Manuel Gracia, debido a los «enormes retrocesos» en las dimensiones económica y blanda, un 12 y un 16 por ciento menos, respectivamente.

La dimensión económica se ha visto especialmente afectada en la variables de la energía –un 37 por ciento menos, siendo las exportaciones de combustibles un componente importante de las ventas de España al exterior– y de servicios –un 41 por ciento menos y un fenómeno fuertemente relacionado con la caída de las exportaciones de bienes y con los confinamientos y limitaciones a la movilidad humana, incluido el turismo–.

Por su parte, todas las variables de la presencia blanda española disminuyen respecto al año anterior, con la única excepción de la ciencia. Los mayores descensos en esta dimensión son los del turismo –un 57 por ciento menos– y la cultura –un 17 por ciento–. Estos son, precisamente, dos importantes canales de proyección exterior del país.

No obstante, y a pesar del descenso, España conserva su 13ª posición en el ránking de presencia global, cuyos 20 primer puestos se mantienen relativamente estables. El mismo grupo de países llevan años ocupando posiciones similares y demuestran que, a pesar de los cambios geopolíticos y geoeconómicos, Occidente y/o el Norte siguen acaparando gran parte de la presencia global agregada.

EL RESTO DE PAÍSES

El auge del resto, que en términos de presencia global se limita prácticamente a Asia, lleva a China a la 2ª posición, aumentando considerablemente su proyección exterior y reduciendo su brecha de presencia global con Estados Unidos; a Japón a la 4ª; a India a la 11ª; a Corea del Sur a las 12ª y a Singapur a la 17ª. En cuanto a Europa y Occidente, Estados Unidos encabeza la lista y Alemania, Reino Unido o Francia ocupan posiciones importantes –3ª posición, 5ª y 6ª, respectivamente–.

Llama la atención que países más pequeños en términos económicos o demográficos, como Bélgica, Irlanda, o Suecia, sigan estando entre los 20 primeros –16ª, 18ª y 20ª, respectivamente–, mientras que países del Sur gigantescos, como India –11ª–, siguen registrando proyecciones exteriores inferiores a las de Canadá, Países Bajos o Italia –8ª, 9ª y 10ª–.

Con respecto al año anterior, Reino Unido pierde una posición, hasta la 5ª, tras el Brexit, intercambiando su puesto con Japón. En general, aunque algunos países europeos han visto incrementada su presencia global en el último año, en términos generales, parece que la pandemia ha tenido un mayor impacto en esta región, igual que ocurrió con la Gran Recesión.

LA UE, MAYOR PRESENCIA GLOBAL QUE EEUU Y CHINA

El Real Instituto Elcano también ha calculado el índice de presencia global para la Unión Europea (UE) como si fuera un solo país, lo que permite analizar su papel internacional en comparación con Estados Unidos y China.

Según sus resultados, la UE registra un valor índice de presencia global de 3.377 puntos en 2021, superior al de Estados Unidos, que registra 3.241, y muy superior al de China, que cuenta con 1.365. Sin embargo, entre 2020 y 2021, coincidiendo con la pandemia de la COVID-19 y la materialización del Brexit, la presencia global de la UE disminuye en 300 puntos, mientras que la proyección exterior de Estados Unidos cae solo en 6 y la de China aumenta en 62.

Otra de las ideas clave del trabajo es la post-globalización. El concepto, según Olivié, «no es globalización ni desglobalización», sino algo intermedio.

El informe resalta que, antes del estallido de la pandemia, la globalización ya mostraba signos de fatiga. De hecho, la suma del valor del Índice Elcano de Presencia Global para los 150 países había alcanzado su máximo en 2015.

Los nuevos datos para 2021 muestran una contracción de este valor agregado de un 2,35 por ciento respecto al año anterior, siendo ésta la mayor caída anual de toda la serie temporal. Según la investigadora principal del informe, pueden apreciarse «mesetas».

De las tres dimensiones de presencia económica, militar y blanda, esta última es la más golpeada por esta contracción, un 7 por ciento entre 2020 y 2021, a pesar de que los intercambios blandos habían sido los que habían mostrado un mayor dinamismo durante las dos últimas décadas.

La dimensión económica no se contrajo durante la pandemia, a pesar de los descensos en las variables de energía, manufacturas y servicios, debido a los aumentos en las dos variables de bienes primarios e inversiones.

Por su parte, la dimensión militar ha caído un 5,8 por ciento respecto a 2020. Las tropas desplegadas en el exterior, ya sea en conflictos internacionales o en bases militares, es la variable que más afectada se ve en este indicador.

Última hora

Protagonistas