Internacional

La Policía alemana desaloja un pueblo minero tomado por activistas

Por Redacción

Las fuerzas de seguridad han desalojado este miércoles los accesos a un pueblo del oeste de Alemania tomado por activistas que se oponen al uso de esta zona para la obtención de carbón, en una intervención sin grandes incidentes.

Los habitantes de Lützerath, una pequeña localidad situada unos 40 kilómetros al oeste de Colonia, ya abandonaron el lugar hace tiempo, pero los activistas llevan meses ocupando varios edificios y su número ha aumentado en las últimas semanas.

El gigante energético alemán RWE planea ampliar una mina de lignito, por lo que pueblo ha terminado por convertirse en un símbolo del activismo frente a los combustibles fósiles.

Las autoridades han intervenido este miércoles para iniciar la expulsión de los activistas, aparentemente sin encontrar tanta resistencia como se esperaban. Sí se han lanzado varios cócteles molotov y piedras, no obstante.

El Gobierno central ha condenado la resistencia. «No lo entendemos», ha dicho el principal portavoz del gobierno, Steffen Hebestreit. También el ministro del Interior del estado de Renania del Norte-Westfalia, Herbert Reul, se ha declarado «perplejo» por los ataques a los agentes.

Una vez completado el desalojo, las autoridades han iniciado la construcción de una valla perimetral de 1,5 kilómetros, según un portavoz de RWE.

Última hora

Protagonistas