Internacional

La ONU entrega unos 14,7 millones de euros para hacer frente a la inseguridad alimentaria en RCA

Por Redacción

Naciones Unidas ha anunciado la entrega de 15 millones de dólares (cerca de 14,7 millones de euros) para aliviar la inseguridad alimentaria en República Centroafricana (RCA), donde 2,2 millones de personas, lo que supone más de un tercio de la población, «no tienen suficiente para comer».

El secretario general adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Martin Griffiths, ha ordenado la liberación de fondos del Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia (CERF) para «ayudar a los actores a impulsar una asistencia de emergencia exhaustiva para 200.000 personas en diez subprefecturas en las que la inseguridad alimentaria es más grave».

La Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha indicado en un comunicado que RCA tiene una de las mayores proporciones de personas en situación de inseguridad alimentaria crítica, junto a Yemen, Sudán del Sur y Afganistán, con un total del 36 por ciento de la población.

«Una gran parte de la población vive en zonas afectadas por el conflicto, donde la inseguridad y el desplazamiento han reducido las áreas disponibles para el cultivo y ha restringido el acceso a mercados y campos», ha explicado, antes de resaltar que «el impacto de la guerra en Ucrania está agravando la situación, con proyecciones de un aumento del 70 por ciento en los productos básicos de cara al mes de agosto».

En este sentido, ha defendido una postura «multisectorial» que combine «la ayuda alimentaria, la nutrición, la atención sanitaria, el agua, la higiene y la protección» para «maximizar el impacto de las intervenciones a nivel de seguridad alimentaria y reducir el uso por parte de la población de mecanismos negativos asociados con la escasez de alimentos en un aumento de privación extrema».

«Esta entrega de fondos es muy necesaria para miles de personas que tienen problemas para comer una vez al día», ha dicho la coordinadora humanitaria de la ONU en el país africano, Denis Brown, que ha subrayado que «la prioridad es salvar vidas».

«Esta respuesta de emergencia ayudará a la gente a alimentarse por sí misma, reiniciar el cultivo, donde sea posible, y tratar la desnutrición. Asimismo, garantizará que la gente tiene acceso a la atención sanitaria y agua potable, dos requisitos clave para una ingesta alimentaria adecuada», ha argüido.

De esta forma, un total de seis organizaciones de la ONU ampliarán la entrega de alimentos y efectivo, así como la distribución de herramientas agrícolas y semillas. Esto será complementado con un aumento del tratamiento y la prevención de la desnutrición infantil y la facilitación del acceso al agua potable a las familias con niños gravemente desnutridos.

El país africano se vio sumido en una grave crisis en 2020 a raíz de la eliminación de la candidatura del expresidente François Bozizé, quien regresó al país a finales de 2019 para volver a ser candidato a la Presidencia, cargo que abandonó en 2014 ante el levantamiento de los rebeldes de Séléka, predominantemente musulmanes.

Tras ello, la Coalición Patriotas por el Cambio (CPC) –que aglutina a varios grupos rebeldes, entre ellos varios firmantes del acuerdo de paz de 2018– lanzó una ofensiva que le permitió llegar hasta los alrededores de la capital, si bien desde entonces el Ejército ha mantenido avances sostenidos frente a los rebeldes, liderados por Bozizé.

El presidente centroafricano se hizo con la victoria en los comicios, mientras que las parlamentarias fueron celebradas por fases a causa de la inseguridad y en medio de las denuncias de la oposición sobre irregularidades y fraude en el proceso.

Última hora

Protagonistas