Corazón

La casa hachemita se va de boda

Por Redacción

Ha sido toda una sorpresa. Iman, la segunda hija de los reyes Abdalá y Rania de Jordania, se casa. Ni siquiera era de dominio público que tuviese pareja, por lo que la noticia ha sido completamente inesperada. A falta de conocer cuando será el enlace entre la Princesa y Jameel Alexander Thermiotis, la casa hachemita tiene una cita y, aunque es casi imposible reunir a tan extensa familia, no solo por numerosa, sino también por las desavenencias públicas entre algunos de sus más destacados miembros, es un buen momento para recordar todos los nombres que la conforman.

Reyes de Jordania con sus hijos
Reyes de Jordania con sus hijos

Abdalá y Rania de Jordania, los Reyes

Son la cabeza de la monarquía jordana y los orgullosos padres de la novia. Además, los veremos en los boda con sus otros tres hijos: los príncipes Hussein, de 28 años, heredero de la corona, y Salma y Hashem, de 21 y 17 años respectivamente. La Reina explicaba los valores que intenta transmitir a sus cuatro hijos, a los que anima «a que sean empáticos, amables y compasivos». Además, les recuerda con mucha frecuencia «que son ellos los que tienen que llevar sus títulos, y no al revés. Es una responsabilidad, no un privilegio». En este sentido, el príncipe Hussein, como futuro sucesor de su padre, ha ido ganando peso institucional con el tiempo, lo que ha evidenciado aún más la principal brecha que existe en la familia y de la que hablaremos más adelante.

La abuela de la novia, la princesa Muna

La madre de Abdalá II y la abuela de la princesa Iman tiene actualmente 81 años. A pesar de haber sido la segunda esposa del rey Hussein, nunca obtuvo el título de Reina, sino el de Princesa. Estuvo casada con el monarca desde mayo de 1961 hasta su divorcio en diciembre de 1972 y tuvieron cuatro hijos: el actual jefe de Estado jordano, el príncipe Faisal, mano derecha de su hermano mayor, y las princesas Aisha y Zein, que son gemelas. Antes de casarse con Muna Al-Hussein, cuyo nombre de soltera era Antoinette Avril Gardiner, el joven monarca, que ascendió al trono con solo 17 años, contrajo matrimonio con Dina bin Abdul Hamid, con la que tuvo a su hija mayor, la princesa Alia.

 

Hussein y Muna de Jordania

Las segundas nupcias con la princesa Muna no fueron las últimas para el rey Hussein que, una vez divorciado de la madre de Abdalá II, se casó con Alia Toukan ese mismo año. Nacida en El Cairo, era la hija de un importante diplomático jordano, y con ella tuvo dos hijos, los príncipes Haya y Alí. El nombre de Haya de Jordania ha copado unos cuantos titulares en los últimos años. La tía de Iman de Jordania es la exposa del emir de Dubái que huyó a Londres en 2019 y que acaba de ganar un juicio de duvorcio millonario al mandatario emiratí. Por su parte, Alí es uno de los hombres de confianza del Rey. Además, Hussein y Alia, adoptaron una tercera hija, Abir, una niña palestina cuya madre había fallecido en un accidente de avión en un campo de refugiados de Jordania. La mala fortuna quiso que la reina Alia también perdiese la vida en un siniestro aéreo en 1977, solo cinco años después de su boda.

Hussein y Haya de Jordania

Noor de Jordania, la madre del heredero que dejó de serlo

La reina Noor fue la última esposa de Hussein de Jordania y la madre del príncipe Hamzah, a quien su padre nombró como heredero antes de morir. Su voluntad era que sucediera a su hermano Abdala II, que respetó este deseo hasta 2004. Entonces el Rey decidió que sería su primogénito que heredase la corona lo que, inevitablemente, abrió una brecha en la familia real jordana. Las tensiones se recrudecieron cuando Hamzah de Jordania fue acusado de participar en un complot para destronar a su hermano, lo que acabó con el Príncipe en arresto domiciliario, dando comienzo a lo que se conoció como juicio de siglo para tratar de resolver la trama. Todo ello derivó en un claro distanciamiento de los actuales monarcas con Noor de Jordania y sus hijos, los príncipes Raiyah, Iman, Hashim, hermanos de Hamzah.

 

Abdalá de Jordania y su hermano Hamzah
Abdalá de Jordania y su hermano Hamzah

Aunque el hijo de Hussein y Noor de Jordania siempre había negado estar implicado en el intento de golpe de Estado, un año después envió una carta de disculpa a su hermano en la que entonaba el mea culpa.  “Me he equivocado, Majestad, y errar es de humanos. Por lo tanto, asumo la responsabilidad por las posiciones que he tomado y las ofensas que he cometido contra Su Majestad y nuestro país en los últimos años, que culminaron en la sedición», rezaba en la misiva, que Palacio consideró un paso en la dirección correcta para recuperar sus funciones como miembro de la casa real. Sin embargo, en un nuevo giro de los acontecimientos Hamzah de Jordania renunciaba un mes después a su título de Príncipe al mostrar su disconformidad con «los modernos métodos de las instituciones».

Última hora

Protagonistas