Corazón

Joaquín Cortés engrosa su lista de escándalos financieros

Por Redacción

El conocido bailarín ha tenido varios encontronazos en los últimos años y todos relacionados con problemas de dinero, impago e incluso estafa. Joaquín Cortés tuvo incluso que presentarse ante la justicia y también Hacienda le persiguió, ahora ha sido desahuciado.

El bailaor ha sido desahuciando según recoge ‘Semana’ de su lujoso piso en Portugal el cual ya arrastraba polémica desde hace meses, cuando su propietario hizo público que Joaquín Cortés habría estado viviendo dentro sin pagarle el alquiler durante más de un año.

Joaquín estaba instalado en dichas asa de Lisboa cuando, harto de no cobrar, el dueño lo denunció ante la justicia asegurando que Cortés llevaba una deuda de 18 meses sin pagar el alquiler, lo que equivale a más de 20.000 euros.

El cordobés no escondió la información pero dijo que el arrendatario le había subido la cuota mensual al enterarse de su fama, sin embargo el dueño mantiendría lo contrario, que le rebajó en 400€ al mes la mensualidad para que pagara 1.200€ de alquiler, pero, según él, ni así lo consiguió.

El casero portugués se hartó de esperar el dinero y de no poder acceder a la casa así que le demandó y ahora, tras varios meses por la vía judicial, el bailarín habría recibido una orden de desahucio además de tenerle que pagar 55.000€ al propietario, según ha publicado la prensa lusa.

Joaquín no se habría presenciado al juicio donde se le acusaba y el propietario asegura estar satisfecho con la resolución de la justicia aunque también está inquieto por ver en qué estado se encuentra por dentro el inmueble del cual Joaquín todavía no le habría devuelto las llaves.

Este nuevo escándalo monetario se suma a la lista que Joaquín Cortés llevaría ya a sus espaldas es que desde el año 2012 ha protagonizado varios titulares por temas relacionados con el dinero. En ese año hizo frente a un caso de presunta estafa en el cual los demandantes, socios argentinos, le acusaban de haberse apropiado de 600.000 euros destinados a un local flamenco que no salió adelante según recogió ‘Vanitatis’.

En aquella ocasión Joaquín se personó en la Audiencia Provincial de Madrid para dar su versión de los hechos y la Fiscalía estimó que no había delito así que quedó absuelto de aquella polémica pero, desafortunadamente, no sería la última.

En enero de 2012, el mismo fatídico año, el citado medio publica que Hacienda le habría reclamado al artista “ un total del 2 millones de euros y todavía tendría que pagar 975.000 euros de sus hipotecas” y habría recibido incluso una orden de embargo.

Ahora que habría sido desahuciando por impago en Portugal es inevitable recordar que cuando vivió en Madrid, en Lavapiés, fue también denunciad por no pagar los gastos de comunidad. En 2006 ’20Minutos’ aseguró que “Los vecinos de Joaquín Cortés, están absolutamente indignados con la deuda que desde hace más de cinco años mantiene el bailarín madrileño con su comunidad de vecinos. Según el presidente de dicha Comunidad , el Sr Olmos, el artista debe más de 30.000 euros en concepto de agua y calefacción; Por si esto fuera poco, se habría negado rotundamente a hacerse cargo de las derramas aprobadas en las juntas de vecinos.”

Los vecinos no podían entender que teniendo ascensor propio dentro de su casa e incluso doncella, no pudiera pagar la cuota de 180 euros mensuales. Además, realizó lo que los vecinos calificaban de “obras faraónicas uniendo dos pisos” así que liquidez, no debía faltarle.

Visto su historial de conflictos con dinero y gastos de por medio, quizá los propietarios se lo piensan dos veces antes de firmar un contrato de alquiler con Joaquín Cortés, sobre todo, tras la experiencia que dice haber vivido el propietario portugués que todavía espera las llaves de su casa

Última hora

Protagonistas