Corazón

Ireland Baldwin renace de sus cenizas

Por Redacción

La vida de Ireland Baldwin no ha sido fácil a pesar de haber nacido siendo ya famosa por mérito de sus padres. Ella es hija de Alec Baldwin y de la actriz Kim Kasinger pero ha sabido labrarse una estabilidad profesional ella solita.

El apellido ayuda y quizá le ha abierto puertas pero una cosa está clara, si Ireland sigue triunfando a sus 26 años, es por talento propio. La joven es una top model mundialmente conocida que ha desfilado en las pasarelas más importantes del mundo incluyendo la 080, celebrada en nuestro país, concretamente en Barcelona.

Además de su triunfo en el mundo que más la apasiona, la industria de la moda, Ireland Baldwin también tiene cierto renombre en redes sociales como influencer a la cual siguen casi 700.000 personas, que se dice pronto.

Ha posado y desfilado con supermodelos de la talla de Irina Shayk o Alessandra Ambrosio además de posar para medios destacados en la industria como Vanity Fair, Elle o el New York Post, donde hizo su debut con un photoshoot de bañadores y bikinis.

Esta joven versátil también es actriz de doblaje, DJ profesional y actriz a secas, como mamá y papá. Aunque es cierto que su carrera en la gran pantalla no ha llegado ni de lejos a la gloria de la cual gozan sus padres pero para eso, todavía tiene años por delante y mucho que demostrar. En Grudge Match interpretó a su propia madre en flashback de joven de su personaje.

Además de todo esto, a nivel personal Ireland apoya el movimiento animalista y participó en la campaña de PETA contra el uso de piel de seres vivos para crear moda y eso, siendo modelo, es genial dado que muchas de las grandes artistas y modelos, siguen usando dicha crueldad.

Baldwin cuenta con su agencia de modelos de base en Los Ángeles pero para sus proyectos en Europa también está en la cantera de una agencia de modelos italiana, situada en Milán, la capital de la moda.

Desde pequeña su vida no fue fácil, solo hace falta recordar que en 2007, cuando ella solo tenía 11 años, se filtró un mensaje de voz de su propio padre enfadado llamándola “pequeña cerda odiosa y descerebrada” que corrió como la pólvora dejando de manifiesto la mala relación entre ambos, de hecho, Kim demandó a su ex por dicha atrocidad.

Esta mujer hoy segura de sí misma que no tiene pudor en mostrar su cuerpo sin ropa en redes sociales y que es fiel a su vida, tuvo un declive con las drogas en el que cayó en un espiral de consumo, de auto medicación, de alcohol y de depresión.

Batallando sola y en secreto su peor lucha, la interna, Ireland consiguió abrirse a sus seres queridos (sus padres, sus amigos) y ahora lo ha hecho sincerándose con el público en general al confesar que fue víctima de una violación durante su adolescencia mientras ella estaba inconsciente.

A raíz de esta vivencia empezó su declive personal de fiesta excesiva y consumos del que, afortunadamente, pudo salir a tiempo. Ahora alza la voz como tantas otras mujeres para criticar la decisión tomada por el Tribunal Supremo antiabortista en Estados Unidos. Además, Ireland también abortó en su día y no fue a causa de dicho episodio. Con una vida corta pero muy intensa, Ireland Baldwin se ha hecho a sí misma.

Última hora

Protagonistas