Internacional

Impiden talar un abeto bicentenario de Navidad para instalarlo en la plaza de San Pedro por estar protegido

Por Redacción

El abeto de Navidad que iba a ser donado al Papa por el ayuntamiento de Rosello, en la provincia de Chieti (región italiana de los Abruzos), para que lo colocaran por Navidad en la plaza de San Pedro junto al Belén estaba situado en realidad en una zona protegida por restricciones medioambientales y no contaba con los permisos para poder talarlo.

Según informa el diario italiano ‘Il Fatto Quotidiano’, el árbol bicentenario se encontraba en realidad en los bosques de la región de Molise, en concreto, en una zona protegida por restricciones medioambientales, por lo que un juez de la zona, Dario Rapino, impidió que fuera talado.

De este modo, este mismo lunes los guardias forestales italianos impidieron a la empresa encargada que talase el abeto porque se trataba de una especie sujeta a estrictas restricciones medioambientales y no contaban con las autorizaciones necesarias.

El abeto, de unos 30 metros de altura está arraigado en un bosque catalogado como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), definido por la Directiva de Hábitats de la Comisión Europea como una zona en la que se aplican medidas para mantener o restaurar los hábitats naturales y las poblaciones de las especies que lo habitan. Para cortar un árbol es estas zonas, se requieren estudios de impacto ambiental.

Finalmente, el árbol de Navidad del Vaticano que se instalará en la plaza de San Pedro provendrá del vivero de Palena, también de la región de los Abruzos.

Última hora

Protagonistas