Nacional

Illa considera que en Cataluña hay «un problema entre catalanes» y apuesta por el diálogo

Por Redacción

El líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha considerado que en Cataluña «lo que hay es un problema entre catalanes» y dice que el único instrumento para abordar la situación es el diálogo, particularmente, dice, entre partidos catalanes.

«Desde ciertos ámbitos se señala un problema entre Cataluña y España. No, lo que hay es un problema entre catalanes. Me sorprende que algunos exijan el diálogo pero no lo practiquen en Cataluña», ha dicho en una entrevista en el diario ‘ABC’ recogida este domingo por Europa Press.

Para Illa, «sigue habiendo una mayoría de catalanes incómodos con la España actual, y ante eso hay que ser sensibles», y defiende que la mesa de diálogo es una buena herramienta.

Si bien ha respetado la presunción de inocencia de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, considera que debería dimitir tras ser procesada por segunda vez por presunto fraude en la Institución de las Letras Catalanas (ILC) porque así lo establece el reglamento de la Cámara y por «respeto» a la institución.

En cuanto a su papel como líder de la oposición en el Parlament, ha dicho que su partido no hará «lo que hace el PP en el Congreso, que es bloquear las instituciones», y recuerda que apuesta por la política útil.

POLÍTICA LINGÜÍSTICA

Illa ha dicho textualmente que siempre hay que cumplir las sentencias judiciales, gusten o no, y ha defendido que el pacto sobre el catalán en la escuela alcanzado en el Parlament es «amplio y reconoce el castellano por primera vez en la legislación catalana como lengua de aprendizaje o vehicular».

«Desde la idea de que el catalán debe ser el centro de gravedad del sistema, el reconocimiento del castellano como lengua de aprendizaje es un paso adelante», ha añadido.

UN GOVERN CON «FALTA DE COHESIÓN INTERNA»

Preguntado por el balance que hace del primer año de mandato del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha respondido que no es positivo: «Ni el Govern funciona ni funcionará. Adolece de una falta de cohesión interna muy visible, y Aragonès no ha sido capaz de darle el impulso necesario para compensarlo».

Para el líder socialista, la capacidad de gestión de los consellers de la Generalitat está «por debajo del nivel de los de anteriores gobiernos catalanes».

Ha considerado que los indultos concedidos a los líderes independentistas encarcelados por el 1-O fueron una decisión acertada y valiente: «A un año de su concesión, los efectos en la sociedad catalana, para cualquier observador objetivo, son positivos y constatables».


Última hora

Protagonistas