Internacional

HRW acusa al gobernador de Texas de bloquear «los derechos fundamentales»

Por Redacción

La ONG Human Right Watch (HRW) ha acusado este miércoles al gobernador del estado estadounidense de Texas, Greg Abbot, de llevar a cabo bloqueos de los derechos fundamentales de las organizaciones que investigan posibles violaciones de Derechos Humanos, todo ello después de que solicitara a la Fiscalía texana que abriera una investigación contra este tipo de asociaciones.

Según la organización, el pasado 12 de diciembre Abbott envió una carta al fiscal general de Texas, Kenneth Paxton, instándole a abrir una investigación sobre organizaciones que brindan asistencia legal y humanitaria a inmigrantes y alegando, sin proporcionar ninguna prueba, que dichos grupos estaban «orquestando ilegalmente» el cruce de fronteras.

El 15 de diciembre, tres días más tarde, Paxton anunció que había abierto una investigación sobre grupos de Derechos Humanos que brindan asistencia legal y humanitaria a inmigrantes.

«El gobernador de Texas Abbott y el fiscal general Paxton una vez más están emprendiendo acciones legales para sumar puntos políticos a expensas de los derechos fundamentales», ha afirmado la subdirectora de Estados Unidos de HRW, Alison Leal Parker.

«La decisión de investigar a los grupos de derechos de los inmigrantes es un ataque arbitrario e injustificado a la libertad de asociación y expresión, con peligrosas consecuencias para otros derechos», ha añadido.

La decisión de las autoridades de Texas de investigar a estos grupos se produce cuando miles de inmigrantes cruzan la frontera estadounidense, muchos en filas ordenadas, y entran a la localidad fronteriza de El Paso.

Según la ONG, los inmigrantes recién llegados «a menudo incluyen personas que viven en Estados Unidos» para presentar una solicitud de asilo, lo cual es legal según las leyes de inmigración e internacionales estadounidense.

También se incluyen personas que tienen otros motivos legales para permanecer Estados Unidos y que requieren asistencia legal y de necesidades básicas, como vivienda y alimentos, mientras se analizan sus casos.

«Todos los inmigrantes que llegan, independientemente de cómo ingresen a Estados Unidos, tienen derecho a solicitar asilo según la ley estadounidense», ha afirmado Parker.

«Los esfuerzos de Abbot y Paxton para amenazar a los grupos de derechos de los inmigrantes al iniciar investigaciones injustificadas huele a la represión que se encuentra en algunos de los países más abusivos del mundo (…) Es del interés de todos permitir que estos grupos ejerzan sus Derechos Humanos a la libertad de asociación y expresión», ha añadido.

Última hora

Protagonistas