Economía

Expertos en sostenibilidad afirman que los consejos de administración pueden impulsar los objetivos ESG

Por Redacción

Distintos expertos en sostenibilidad han resaltado el papel de impulso y liderazgo que pueden ejercer los consejos de administración de las empresas para el establecimiento y cumplimiento de los objetivos en materia medioambiental, social y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés).

En esta idea han coincidido los participantes en un encuentro titulado ‘Los asuntos ESG y el Consejo de Administración: avances y retos pendientes’, organizado por el Centro de Gobierno Corporativo de Esade en Madrid.

El director de la cátedra de Liderazgos y Sostenibilidad de este centro académico, Àngel Castiñeira, ha citado un estudio de Esade según el cual el consejo de administración «tiene un papel cada vez más fundamental en la toma de decisiones, la supervisión, la integración y la transversalización de los criterios ESG y la sostenibilidad» en una empresa.

Además, aprecia una implicación y un compromiso crecientes de los CEO (directores ejecutivos) en la toma de decisiones en este ámbito y que las empresas líderes ya disponen de protocolos de resolución de tensiones en los más altos órganos de gobierno, lo cual permite «conectar la estrategia con la ejecución».

DIRECTIVOS PROACTIVOS Y CON EXPERIENCIA

Leticia Iglesias, consejera independiente de Abanca, Aena, Acerinox y Lar Socimi, ha afirmado que las compañías tienen la responsabilidad de colaborar para hacer frente a desafíos como el cambio climático. El consejo de administración «es la palanca fundamental» para actuar y la figura del CEO «es fundamental», ha añadido.

«Necesitamos unos directivos que entiendan el problema y que tengan la proactividad y el ‘expertise’ necesarios para ayudar a desarrollar las medidas» y que «esta cultura llegue a todos los ámbitos de las compañías», ha manifestado.

Además, Iglesias ha considerado que el consejo de administración debe contar con la colaboración de las comisiones; no solo la de sostenibilidad, sino también la de auditoría, ya que las compañías «tienen que ser económicamente sostenibles» para poder «invertir en que el mundo sea más sostenible».

RETRIBUCIONES LIGADAS A LOS OBJETIVOS DE SOSTENIBILIDAD

La responsable de Sostenibilidad del Grupo Celsa, María Salamero, ha abogado por una mayor interacción del CSO (responsable de sostenibilidad) con el consejo de administración, de manera que los temas de sostenibilidad se traten en todas las reuniones del consejo de administración y del comité de dirección.

Asimismo, ha abogado por que la retribución que reciben los consejeros y directivos esté ligada a la consecución de los objetivos ESG. «Y las personas que trabajan en innovación y compras», entre otras áreas, «deben empezar a tener también este tipo de indicadores», ha agregado.

Por su parte, el socio responsable de Sostenibilidad y Cambio Climático de PwC España, Pablo Bascones, ha dicho que, para llevar a cabo exitosamente una estrategia de cero emisiones contaminantes netas, las empresas deben tener un plan «liderado desde arriba, por el CEO o los consejeros», e integrar las cuestiones de sostenibilidad en la estrategia de negocio.

Por otro lado, Bascones ha recordado que la estrategia de neutralidad climática no se puede aplicar únicamente a las operaciones directas de la compañía, sino que «tienes que involucrar a toda la cadena de suministro».

Sobre este asunto, Salamero ha precisado que las empresas deben recabar la información y analizarla para tomar decisiones respecto a sus proveedores. Esto, a su juicio, «requiere una nueva gobernanza», porque «no es un tema de cumplimiento normativo, sino de cambio de modelo empresarial».

DESGLOSE DE LOS DATOS ESG

Respecto al desglose de los datos ESG, el representante de la consultora PwC ha afirmado que las compañías españolas han hecho un esfuerzo «ímprobo» en los últimos años.

Sin embargo, ha advertido de que la entrada en vigor de la futura directiva europea sobre información corporativa en materia de sostenibilidad supondrá un reto para ellas porque «se va a exigir el mismo grado de control de la información no financiera que de la información financiera».

En cuanto a la financiación de la descarbonización y de las prácticas sostenibles en general, la consejera independiente de Abanca, Aena, Acerinox y Lar Socimi ha destacado la magnitud de las inversiones que se requerirán.

Por ello, «la banca tiene un papel muy importante, no solo por su capacidad financiera, sino porque está metida en el tejido empresarial de cada país», ha comentado, incidiendo en que hay que ayudar a todas las empresas, no solo a las grandes, a realizar la transformación medioambiental.

Última hora

Protagonistas