Cultura

El Macba acerca al artista textil Josep Grau-Garriga con una exposición

Por Redacción

El Museu d’Art Contemporani de Barcelona (Macba) acerca la figura del artista textil contemporáneo catalán Josep Grau-Garriga (1929-2011) con la exposición ‘Diàleg de llum’, con la que el museo abre una serie de proyectos de investigación y exhibición en torno a prácticas y artistas cuya relevancia no ha sido suficientemente reconocida.

En rueda de prensa, la directora del Macba, Elvira Dyangani Ose, ha asegurado que con el ciclo se quiere reivindicar figuras y ámbitos y generar una narrativa, y ha remarcado que los ‘environment’ –composiciones textiles que se expanden e interpelan al espectador– que proponía Grau-Garriga son una «conexión del arte y la vida».

La obra que acoge el museo ‘Diàleg de la llum’ es una instalación variable que Grau-Garriga adaptó e incorporó a diversas arquitecturas, entre ellas la presentación que hizo en 1988 en el agujero de la escalera principal del Palau Robert de Barcelona, donde se mostró por primera vez.

Grau-Garriga, uno de los máximos exponentes de la Escola Catalana del Tapús, experimentó con técnicas transdisciplinarias y ensayó grandes formatos más allá del arte textil tradicional a través de sus ‘environment’, unas estructuras que propiciaban la inmersión del espectador en la obra y un contacto más íntimo con los materiales que la componían.

En los ‘environment’, Grau-Garriga exploraba nuevas formas de pedagogía artística para aproximar arte y vida que, a su vez, convertían la obra de arte en una experiencia compartida.

ESTHER GRAU

Esther Grau, hija del artista, ha subrayado que la muestra pone el foco en los ‘environment’, una vertiente artística que «siendo muy troncal ha sido poco explorada», y ha remarcado que se trata de una gran oportunidad para penetrar y analizar unas obras con los proyectos y dibujos que la complementan.

Sobre la reivindicación del artista, Grau ha remarcado que se está dando una recuperación del arte textil y tiene una presencia en el arte contemporáneo que no tenía antes, lo que lleva a los jóvenes creadores a realizar «una mirada a los pioneros».

Esther Grau ha remarcado que los objetos que su padre incorporaba a sus obras formaban parte de su cotidianidad, y ha añadido que no había «diferencia entre su vida y la creación», por lo que ha explicado que las cosas que formaban parte de su vida iban a parar a su arte.

La directora del Macba ha explicado que la colección del Macba dispone de la obra ‘Punt central’, pero que le gustaría que formaran parte de ella tapices, añadiendo que «se está trabajando en ese sentido», y la exposición ‘Josep Grau-Garriga. Diàleg de llum’ se podrá ver hasta el 11 de septiembre.

Grau-Garriga (Sant Cugat del Vallès, 1929 – Angers, 2011) fue un artista clave en la renovación del tapiz y el arte textil contemporáneo, y en 1957 hizo su primer viaje a París donde conoció a Jean Lurçat, maestro renovador del tapiz.

A partir de los años 70, sus obras se alejan de su presentación sobre el muro y aumentan de formato, comenzando a realizar ‘environment’ efímeros en espacios interiores de edificios monumentales y en espacios públicos, como la Arras Gallery de Nueva York, el Centre Culturel du Marais de París, la Montgomery University de Washington y el Institut Francès de Barcelona, entre otros.

Última hora

Protagonistas