Deporte

El empuje del Pizjuán y Rakitic sacan al Sevilla del descenso

Por Redacción

El Sevilla se quedó (1-0) un derbi andaluz de alta tensión ante el Cádiz este sábado en la jornada 18 de LaLiga Santander, tres puntos que le sacan de la zona de descenso y que llegaron en el minuto 89 de penalti chivado por el VAR y convertido por Rakitic.

Con ambos equipos en zona roja antes de empezar, se masticó el nerviosismo en especial en un Sevilla muy lejos de su hábitat natural. Así, Jorge Sampaoli iba a mil revoluciones en la banda, expulsado en el minuto 59 por una protesta, y el Ramón Sánchez-Pizjuán acompañó sin pausa en busca de la victoria.

Los locales llevaron el peso del encuentro, un 80% de posesión y las ocasiones de gol. El Cádiz tuvo un conato de buscar la meta rival a los 20 minutos por medio del Choco Lozano, pero fue su único acercamiento, además del de Negredo después de encajar el 1-0.

Lamela fue el hombre para todo en el Sevilla, junto con Navas, en sus centros, Óliver y Rakitic. El argentino rozó el remate a bocajarro a los tres minutos y, después, el Sevilla siguió dominando pero sin ocasiones. Lamela por aquí y por allá, el conjunto local siguió merodeando el área rival hasta que el argentino vio puerta en una gran jugada de los de Sampaoli, en un remate casi imposible.

Sin embargo, el VAR anuló el tanto por un fuera de juego de Óliver, aunque no llegó a tocar ese balón. En la reanudación, el Sevilla volvió a apretar, con presión para recuperar en campo contrario mientras los de Sergio González no tenían salida alguna. La expulsión de Sampaoli pilló a su equipo tan en faena que ni le afectó, siguió a lo suyo como los casi 40.000 del Pizjuán.

Gudelj probó de falta directa uno de sus cañonazos, Loic Bade rozó también el gol y En-Nesyri y Óliver tampoco acertaron ante Ledesma y una zaga amarilla que se multiplicaba cuando olía el peligro. El regreso de Ocampos echó más madera y, en un centro buscando al argentino, Alejo cortó el balón con la mano. El VAR avisó y Hernández Hernández señaló el punto de penalti.

Rakitic, con mil batallas, no se puso nervioso ante un Ledesma que fue el mejor de los gaditanos. Sergio González metió a un ex del Sevilla como Negredo y el ariete madrileño tuvo su ocasión, pero el Cádiz se fue de vacío casi por pura lógica. En medio de la crisis, el equipo de Sampaoli vio la recompensa a quien lo intenta.

Última hora

Protagonistas