El Banco de Inglaterra sube medio punto porcentual los tipos

Por Redacción

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra ha decidido elevar en 50 puntos básicos el tipo de interés de referencia para sus operaciones, que pasará a situarse en el 3,50%, su nivel más alto desde el otoño de 2008, en respuesta a la escalada de la inflación, según ha anunciado la institución un día después de la conocerse la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos.

La subida de tipos anunciada este jueves amplía a nueve reuniones consecutivas la secuencia de incrementos del precio del dinero acometida por el Banco de Inglaterra, que adoptó la decisión por una mayoría de seis votos a favor y tres en contra, ya que uno de los consejeros prefería subir los tipos en 75 puntos básicos, mientras que otros dos se mostraron partidarios de mantener la tasa estable en el 3%.

La decisión de ‘la vieja dama de Threadneedle Street’ secunda así el movimiento anunciado ayer por el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) que decidió una subida de los tipos de interés de 50 puntos básicos, hasta situarlos en un rango objetivo de entre el 4,25% y el 4,50%, su mayor nivel desde diciembre de 2007.

En su análisis, los economistas del BoE estiman que el PIB del Reino Unido disminuirá un 0,1% en el cuarto trimestre de 2022, ante el debilitamiento del consumo de los hogares y de la mayoría de los indicadores del mercado de la vivienda, así como de las encuestas de intenciones de inversión.

En cuanto al mercado laboral, a pesar de que la demanda de mano de obra ha comenzado a disminuir, sigue ajustado y la tasa de desempleo subió levemente hasta el 3,7% en los tres meses hasta octubre, con un crecimiento anual de los salarios regulares del sector privado repuntó del 6,9%, por encima de lo esperado en noviembre.

Asimismo, la tasa de inflación interanual del Reino Unido se situó el pasado mes de noviembre en el 10,7%, frente al 11,1% registrado en octubre, cuando registró el mayor incremento de los precios desde 1981, mientras que el IPC subyacente, que excluye la volatilidad de los precios de la energía, alimentos, alcohol y tabaco, se situó en noviembre en el 6,3%, dos décimas por debajo de la subida de octubre.

De su lado, el crecimiento de la economía británica rebotó un 0,5% el pasado mes de octubre, después de la contracción del 0,6% observada en el mes de septiembre, por lo que se estima que el PIB mensual británico está un 0,4% por encima del nivel de febrero de 2020, antes de la introducción de restricciones por la pandemia de coronavirus.

«La mayoría del Comité juzga que, en caso de que la economía evolucione ampliamente de acuerdo con las proyecciones del Informe de Política Monetaria de noviembre, es posible que se requieran aumentos adicionales en la Tasa Bancaria para un regreso sostenible de la inflación a la meta», sostiene la institución, añadiendo que, sin embargo, existen considerables incertidumbres en torno a las perspectivas.

De este modo, asegura que si las perspectivas sugieren presiones inflacionarias más persistentes, «responderá con fuerza, según sea necesario» y adoptará las acciones necesarias para que la inflación regrese a la meta del 2% de manera sostenible en el medio plazo, en línea con sus competencias, subrayando que considerará y decidirá el nivel apropiado de los tipos en cada reunión.

Última hora

Protagonistas