Internacional

EEUU detiene a seis presuntos miembros de Estado Islámico en tres redadas en el este de Siria

Por Redacción

El Ejército de Estados Unidos ha anunciado este martes la detención de seis presuntos miembros de Estado Islámico en tres redadas apoyadas por helicópteros llevadas a cabo durante los últimos dos días en el este de Siria, días después de confirmar el reinicio de las patrullas conjuntas con las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

El Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM) ha indicado en un comunicado publicado en su página web que sus fuerzas «han llevado a cabo tres redadas con helicópteros en el este de Siria durante las últimas 48 horas que resultaron en la detención de seis operativos, incluido Al Zubaidi, un alto cargo de Estado Islámico implicado en la planificación y facilitación de ataques de Estado Islámico en Siria».

Así, ha manifestado que «hubo una extensa planificación para garantizar la ejecución exitosa de estas operaciones» y ha agregado que «las estimaciones iniciales indican que ningún civil ha muerto o ha resultado herido».

El comandante del CENTCOM, Michael Kurilla, ha resaltado que «estas operaciones conjunta reafirman el firme compromiso del CENTCOM con la región y con una derrota duradera de Estado Islámico», al tiempo que ha indicado que «la captura de estos operativos de Estado Islámico alterará la capacidad de la organización terrorista para planificar y perpetrar ataques desestabilizadores».

El Ejército estadounidense anunció la semana pasada la detención de otros cinco supuestos miembros del grupo que planeaban ataques contra centros de detención y el campamento de desplazados de Al Hol (noreste). El campamento acoge a miles de familiares de miembros de Estado Islámico, en su mayoría mujeres y niños, si bien también hay detenidos que no tienen relación con el grupo yihadista.

Las FDS denunciaron el 25 de noviembre la muerte de ocho de sus miembros en un bombardeo turco en sus alrededores y anunciaron la suspensión de operaciones conjuntas con Estados Unidos ante los ataques en el marco de la operación ‘Garra Espada’, una campaña de bombardeos contra grupos kurdos tras el atentado con bomba perpetrado el 13 de noviembre en la ciudad turca de Estambul, que dejó seis muertos y más de 80 heridos.

El Gobierno turco ha acusado del atentado en Estambul al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y ha dicho que la principal sospechosa había recibido órdenes de las milicia kurdo-siria Unidades de Protección Popular (YPG) –principal elemento de las FDS–, si bien tanto el PKK como las FDS se han desvinculado del ataque.

Última hora

Protagonistas