Corazón

Charlène de Mónaco se viste de negro para visitar al papa Francisco

Por Redacción

Charlène de Mónaco ha recuperado su agenda internacional y en los últimos días se ha dejado ver en distintos actos oficiales como la gala de la Cruz Roja. Su más reciente aparición ha sido durante la audiencia privada que su esposo, Alberto de Mónaco, y ella han mantenido con el papa Francisco. Para el encuentro, la princesa ha escogido vestido y mantilla negros como manda la etiqueta del Vaticano a aquellas mujeres que recibe el Papa en audiencia privada. Sin embargo, Charlène podía haber elegido ir de blanco, ya que es una de las pocas mujeres que puede acogerse al ‘privilegio de blanco’. Este es un privilegio concedido a ciertas reinas católicas y consortes de monarcas católicos, gracias al cual pueden vestir de blanco en sus encuentros con el pontífice. Charlène cuenta con este privilegio desde 2013, pero en esta ocasión ha preferido no usarlo.

Photo credit: TIZIANA FABI - Getty Images

Charlène apostó por un vestido negro con un discreto escote Bardot y falda evasé de Terrence Bray, un diseñador de origen sudafricano –como la princesa– asentado en Montecarlo, cuyas creaciones ya ha lucido anteriormente. Si bien eligió mantilla y manicura negra a juego, rompió el resultado monocromático del look con unos salones de Louis Vuitton en color nude, un detalle llamativo teniendo en cuenta que la etiqueta marca mantener el negro en el calzado y elegir un modelo de tacón comedido. El detalle final lo puso un rosario que lució en el cuello, si bien lo normal es llevarlo en la mano.

Photo credit: TIZIANA FABI - Getty Images

Su elección, además de incluir esos pequeños detalles característico de la rebeldía de la princesa, ha resultado llamativa teniendo en cuenta que en ocasiones anteriores Charlène sí se había acogido al ‘privilegio de blanco’. En 2013, se presentó ante el Papa vestida con un traje y una mantilla de este color y tres años después hizo lo propio con un vestido de Dior. Este privilegio nació como reconocimiento a las casas reales que se mantuvieron leales a la Iglesia católica sin convertirse al protestantismo y hoy en día, además de Charlène, solo gozan de él la reina doña Letizia, doña Sofía, la reina Matilde de Bélgica, Paola de Bélgica y María Teresa de Luxemburgo. De hecho, la reina Letizia ha elegido el blanco en sus visitas al Vaticano como Reina, si bien vistió de negro la primera vez cuando aún era Princesa de Asturias.

Última hora

Protagonistas