Economía

Cerca de 600.000 españoles no cuentan con un punto de acceso a servicios bancarios

Por Redacción

Solo un 1,4% de la población española, en torno a 657.500 personas, no tendría ningún punto de acceso a servicios bancarios en su municipio, concentrándose en 3.230 localidades.

Esta es una de las conclusiones del Informe sobre Inclusión Financiera en España elaborado por el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y director adjunto del Instituto Valenciano de Investigación Económica (Ivie), Joaquín Maudos, a petición de las patronales bancarias AEB, CECA y Unacc, que se ha presentado este martes en rueda de prensa en Madrid.

Las patronales bancarias destacan que del informe «se concluye» que el ajuste en la red de oficinas, registrado desde 2008 y motivado por la crisis financiera, la baja rentabilidad del sector y el crecimiento de la competencia bancaria y no bancaria, «no se ha traducido en exclusión financiera». En este sentido, recalcan la existencia de otros puntos de acceso a las sucursales bancarias, como cajeros automáticos, agentes financieros, oficinas móviles y oficinas de Correos, así como el auge de la banca por Internet.

«Sin embargo, en atención a las dificultades de determinados colectivos vulnerables y al posible riesgo de exclusión, se ha cuantificado el porcentaje de la población que reside en municipios donde no existe ningún punto de acceso a los servicios bancarios, así como la distancia de acceso a los más cercanos».

El análisis del Ivie recoge que la mayor parte del ajuste entre 2008 y 2021 en la red de oficinas ha tenido lugar en municipios de más de 10.000 habitantes (81,8%), mientras que en los de menos de 1.000 habitantes únicamente se concentra el 3% de la reducción, una situación donde «se amortigua» la exclusión financiera, según ha comentado Maudos.

Asimismo, el informe señala que de los 8.131 municipios que hay en España, en 4.422 (54,4% del total) no hay oficinas bancarias. En estas localidades viven 1.555.688 personas, que suponen un 3,3% de la población total.

No obstante, si se tienen en cuenta todos los puntos de acceso a servicios bancarios, la cifra de municipios sin puntos de acceso en el propio municipio se reduce a 3.230 localidades, que suman 657.557 habitantes, un 1,4% de la población española.

Maudos ha explicado que estas más de 3.000 localidades –concentradas en su mayoría en la España «vaciada y rural»– no tendrían acceso ni a sucursales, ni a cajeros automáticos, ni a agentes financieros ni a oficinas móviles, entre otros. Además, esta cifra solo tiene en cuenta oficinas y cajeros de la banca, sin contabilizar las redes de otras empresas privadas.

Maudos también ha señalado que el 39,6% de estos 3.230 municipios tiene menos de 100 habitantes, y solo habría 243 localidades sin punto de acceso que tendrían más de 500 habitantes.

Sin embargo, teniendo en cuenta, el acceso a otras oficinas cercanas, el informe señala que el 99,1% de la población tiene un punto de acceso a los servicios bancarios a menos de cinco kilómetros de distancia y el 99,5% a menos de 10 minutos por carretera.

ESTUDIO DE CMNC

Preguntado por el estudio que ha publicado este martes la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia sobre la retirada de efectivo en cajeros automáticos, Maudos ha afirmado que el problema de la exclusión financiera «es complejo» y requiere «una combinación de medidas», aplicándolas asimismo según la situación de cada zona o municipio.

En concreto, ha asegurado que instalar un cajero automático en un municipio de 50 habitantes «es ineficiente e ineficaz», ya que la población puede tener más de 65 años y no estar ya familiarizados o no querer utilizar esa tecnología. «En cambio, quizá en un pueblo grande sí se pueda poner», ha ejemplificado. Así, ha valorado de forma positiva la propuesta de la CNMC de utilizar los comercios para la retirada de efectivo, si bien ha insistido en la importancia de hacer «medidas a la carta».

PLAN ENTRE LAS ENTIDADES Y EL GOBIERNO

Durante la presentación, la directora general de la AEB, María Abascal, ha explicado que el objetivo del informe es contar con una «foto» sobre la accesibilidad a los servicios en toda España y, con especial atención a las zonas rurales.

Además, ha indicado que el sector bancario está trabajando con el Gobierno en un plan con medidas para reforzar la inclusión financiera que se presentará una vez esté finalizado.

Por su parte, el director corporativo de Servicios Asociativos y Recursos de CECA, Antonio Romero, ha afirmado que se trata de un estudio con una «granularidad extraordinaria», a nivel municipal, que permite analizar «todas las dimensiones del problema» y «extraer conclusiones». Ha llamado a utilizar el informe para «adoptar soluciones a continuación» y «empezar a pensar en esas medidas que contribuyan a seguir combatiendo la exclusión financiera» en España.

La secretaria general de Unacc, Cristina Freijanes, ha incidido en su intervención en la importancia de la educación financiera, incluyendo el plan impulsado por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Banco de España y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, así como las iniciativas llevadas a cabo por las propias entidades bancarias y las patronales para asegurar la inclusión a través de la promoción del conocimiento financiero.

Última hora

Protagonistas